jueves, 29 de junio de 2017

VESTIDO BLANCO LARGO EN CANNES


Este mes de junio ha sido de mis preferidos últimamente. Lo comenzamos recién llegados de Lanzarote, seguimos con Munich y el concierto de Coldplay y nos fuimos a Niza. Una vez allí, fuimos a pasar una tarde a Cannes y este fue mi look elegido. 

Quería ponerme este vestido largo blanco con detalles bordados en las mangas porque me parece muy pero que muy especial. El cinturón es necesario ya que el vestido de por sí es súper ancho y yo la verdad es que me veo más favorecida si marco un poco cintura...
Como el vestido es tan bonito, me recogí el pelo en una coleta, además, es una solución perfecta para cuando visitamos lugares con humedad, es la manera de mantener el pelo a raya...

Sin más os dejo con el look al completo y las vistas desde el Hotel Radisson Blu Cannes, increíble atardecer del que pronto os contaré más :)

Vestido: Castaño de Indias. Sandalias: Sarenza. Bolso: Michael Kors.

*1 / *2 / *3 / *4 / *5 / *6 / *7 / *8 / *9

miércoles, 28 de junio de 2017

OUR TRIP TO LANZAROTE: BARCELÓ TEGUISE


Por fin un poco de orden el del pasado fin de semana en el que me dio tiempo a muchísimas cosas, entre ellas, a ordenar y repasar las fotos de nuestro viaje a Lanzarote, una escapada que nos vino fenomenal y que disfrutamos muchísimo, muchísimo... Tenía tantas ganas de conocer esta isla, que una vez allí la disfruté intensamente.

Antes de ir me habían dicho que o la adoras y te enamoras de ella al instante, o todo lo contrario. Obviamente, ya sabéis en nuestro caso qué ocurrió... ¡estamos deseando escaparnos de nuevo para disfrutarla y seguir descubriendo todos sus encantos!


Esta isla volcánica tiene magia o al menos, yo así lo percibí. Sus paisajes llenos de contrastes, tan diferentes y especiales, me transmitían mucho y llamadme mística, pero notaba muchas energías en la isla, todas buenas, por supuesto.

Comenzando por sus gentes, Lanzarote es un lugar que enamora. Todo el mundo que nos encontramos por el camino fueron tan cordiales, tan amables, tan cariñosos, que hace que guarde muy buen recuerdo de ellos...

Muchos nos preguntasteis por nuestro hotel durante esos días y aunque os lo estuve contando todo por Instagram e Instagram Stories, hoy os lo quería enseñar al detalle.


Todas las fotos que veis están tomadas en el hotel, así os podréis hacer una idea de cómo es, los espacios, las habitaciones, tipo de buffete, etc... 

El hotel Barceló Teguise Beach es una auténtica maravilla. Está situado en Costa Teguise, una zona hotelera de la isla pero debo deciros que no da sensación de aglomeración, sino todo lo contrario... Es un hotel sólo para adultos, algo que en estos momentos de mi vida, yo valoro mucho (¡ojo! eso no quiere decir que esté a favor de prohibir los niños en los hoteles, sólo que cuando uno va buscando el relax y la paz, es más fácil sin tener niños jugando y tirándose a la piscina sin parar). Por eso, la paz impera en este hotel y el ambiente es muy tranquilo.


Yago pensaba que no íbamos a salir del hotel y que íbamos a disfrutar de un descanso continuo, porque sobre todo, después de ver el hotel, a uno le apetece no salir y disfrutarlo al máximo porque es absolutamente genial: esa piscina enorme perfecta para él, aprovechó a nadar mucho y al ser Lanzarote terreno de entreno de triatletas, Yago lo disfrutó encantado. Además, hay otra piscina y otra zona de solarium más tranquila, teniendo dos espacios así totalmente diferentes...

Lo cierto es que alquilamos un coche para todos los días y aprovechamos a descubrir al isla, luego llegábamos al hotel y nos relajábamos, disfrutando de sus atardeceres, de ese último ratito de sol, de sus zumos de frutas, de las maravillosas cenas y sobre todo, del buen ambiente que imperaba en el hotel...

Aquí por ejemplo, esta foto, está tomada desde la terraza de nuestra habitación al atardecer... ¡una auténtica delicia! :)


Ya sabéis que comer es uno de los grandes placeres que más disfruto. Comenzando por el momento del desayuno: es uno de esos instantes favoritos del día, más desde que ahora como más sano. Comenzando por el café que estaba riquísimo, la amplia gama de zumos naturales tan ricos, la fruta cortada, los dulces, la variedad en todo momento... ¡y esa terracita tan bonita donde también solíamos cenar, una maravilla!

En cuanto al resto de opciones la verdad es que estábamos deseando que llegase el momento de la cena porque había siempre alguna sorpresa: los postres, la zona japonesa - ya sabéis que adoro la comida japo -, comida canaria, otros días había otras cenas temáticas como mexicana y más que ahora mismo no recuerdo, lo que sí que tengo muy presente es que no me privé de nada (eso que lo intenté) y que disfrutamos tantísimo de la buena gastronomía del hotel que se me hace la boca agua sólo de pensarlo...


Los cactus estaban también presente en el hotel, al igual que en toda la isla... La zona de la piscina era sin duda mi preferida. Un remanso de paz en el que a pesar de estar lleno de hamacas y siempre hasta la bandera, todo el mundo estaba relajado, leyendo, descansando, reinaba la paz y el silencio y era una auténtica delicia...

A veces cuando llegábamos tarde de nuestro tour por la isla, aprovechábamos a tomarnos un baño cuando la piscina casi estaba desierta.


Después del baño, la duchita en la habitación o en el jacuzzi de la terraza, nos arreglábamos para ir a cenar. La verdad es que aunque cenábamos todos los días en el hotel, cada día era como una fiesta (ya os he dicho antes que para mí era uno de mis momentos preferidos), además, todo el mundo se arreglaba bastante para ese momento y después íbamos a tomar una copa o infusión a uno de los bares del hotel, donde el trato también era más que espectacular.


No olvidaré tampoco nuestra habitación tan bonita con la terraza y estas vistas con las que amanecíamos, ver el mar nada más levantarnos es algo que nos cargaba de energía...


Gracias Barceló Teguise por habernos tratado tan bien durante nuestra estancia,
 no sé cuando pero... ¡sé que volveremos!


*1 / *2 / *3 / *4 / *5 / *6 / *7 / *8 / *9

martes, 27 de junio de 2017

HOLIDAY MOOD


¡Cómo pasa el tiempo! Hace unos días estábamos dando la bienvenida al nuevo año y ya estamos acabando el mes de junio, decidme que a vosotras también se os está pasando rápido… 

La parte positiva es que dentro de poco disfrutaremos de esos ansiados y merecidos días de descanso. Ha sido un curso agitado y la idea de pensar en nuestras vacaciones de verano me carga las pilas para seguir trabajando hasta que lleguen esos días. 

Fotos: @garypeppergirl, @scentofobsession, @tuulavintage, @carmennegoita, @fhyint @anagomezmu
Hay muchas maneras de viajar y de descubrir un mismo destino y a nosotros por ejemplo, en vacaciones nos gusta mucho relajarnos en una playa, pero también nos gusta descubrir nuevas ciudades y conocer su parte más cultural, aunque es verdad que ahora visitamos estos destinos con más calma, disfrutando más de sus rincones y empapándonos del espíritu de la ciudad. 

Aunque claro, hay ocasiones que nos apetecen ambas cosas y no sabemos muy bien por qué destino decidirnos, pero eso ahora tiene fácil solución porque nace un nuevo concepto de vacaciones, el Holiday Mood gracias al lanzamiento en España de MisterFly en vente-privee

Holiday Mood, enmarca diferentes destinos en 4 temáticas: Family Mood, Cultural Mood, Exotic Mood y Romantic Mood para mostrarnos aquellos lugares que encajan con nosotros a la hora de viajar según nuestra personalidad. Os recomiendo que sigáis leyendo porque al final del post os cuento más y os dejo un sorteo muy especial 😉 


En nuestra lista de ciudades #CulturalMood, está Estambul. Nos apetece mucho visitar esta ciudad que se encuentra entre el continente europeo y el asiático y que ha sido capital de tres imperios: el romano, el bizantino y el otomano.


Estambul tiene mucho que ver, es una ciudad llena de historia y con grandes monumentos como Santa Sofía o la Mezquita Azul, por eso a la hora de preparar la maleta para este tipo de destinos, siempre apuesto por looks cómodos, pero a la vez con ese punto trendy donde sombreros, bolsos bandolera y alpargatas o zapatillas son mis grandes aliados. 

A este tipo de viajes procuro llevar prendas básicas para combinar con alguna de tendencia, pero sobre todo prendas con las que me siento cómoda y que no me impidan pasar el día fuera recorriendo la ciudad, como por ejemplo un vestido de rayas o un pantalón blanco con un top de lunares. Un look perfecto para visitar el Palacio Sumergido, la Torre Gálata o algunos de sus grandes museos como el Museo Arqueológico o el de Arte Turco e Islámico. 


Y para acabar la jornada, un look versátil con una blusa asimétrica y unos shorts de cuadros que te permita visitar, por ejemplo el Gran Bazar y el Bazar de las especias con comodidad, pero que sea ideal también para dar un paseo en barco por el Bósforo y cenar tranquilamente después.

Fotos: Pinterest

Sin duda, este plan cultural y esta forma de escoger tus vacaciones en función del tipo de viajero que eres, me parece una idea muy buena y muy útil porque nos facilita la toma de decisión del destino, que en ocasiones no lo tenemos muy claro.

Por eso, si queréis descubrir cuál es vuestro destino ideal de vacaciones os animo a que hagáis su test de personalidad, pinchando aquí porque además MisterFly sorteará entre todos los que participéis 2 noches de hotel en vuestro destino ideal y 100€ para gastar en vente-privee. 


¡Así da gusto empezar las vacaciones!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


THANKS FOR READING

©2014. A trendy life. All rights reserved.