miércoles, 20 de noviembre de 2019

LOOK CON DIADEMA EN MI VIAJE A CHINA


"¿China? ¿En serio? ¿No había otros lugares donde ir? ¿Por qué allí?" 

Esta ha sido una pregunta habitual últimamente, desde que me dije que iba a conocer China con una amiga. Ya había estado en Hong Kong hace nueve años, fue nuestra primera parada en el viaje de novios, pero me apetecía conocer más de su cultura, de sus gentes y al final, de su historia. Por eso, creo que es el viaje perfecto para quienes como yo, buscan precisamente eso.


Además, le sumamos el factor meteorología: octubre era el momento idóneo por sus temperaturas para conocer el país y eso fue un gran punto a su favor, sin los sofocos del verano y sin el frío gélido que hay en invierno, además de que no había mucha gente y eso hizo que pudiéramos disfrutar del país en todo su esplendor... ¡maravilloso!


Ya sabéis que me encanta viajar y el conocer otras culturas forma parte de mis hobbies favoritos, sino es el que más. No sé estar quieta y cuando planeo un viaje, ya estoy pensando en el siguiente... ¡lo llevo en el ADN y soy muy fan de hacer y deshacer maletas, no me dan pereza los aeropuertos ni la horas de avión, porque sé que la recompensa es todavía mejor a lo que te imaginas y es así, nunca vuelvo decepcionada o triste de los viajes, sino emocionada!

Para mí ir a China suponía quitarme de encima muchos prejuicios que ciertas personas me habían estado contando, muchas de ellas, nunca habían estado en el país, pero el primo del primo de un amigo (lo de siempre, vamos), les había dicho que era un país sucio, con gente maleducada, que escupían por la calle y te faltaban al respeto, entre otras cosas...

Sinceramente: estoy en desacuerdo. No puedo decir lo mismo. Nuestra experiencia fue bonita y enriquecedora, y nos encontramos en el pueblo chino a gente amable, afable, con ganas de ayudar y con una sonrisa. Obviamente hay de todo, no todo es blanco o negro, pero no tuvimos esa percepción.  Es un país grande con muchísima gente donde cada uno va a lo suyo, eso está claro, pero en las distancias cortas tenemos anécdotas maravillosas que han hecho de este viaje algo muy especial. 

No hay nada mejor que no tener ninguna idea preconcebida de nada ni de nadie, porque luego, la vida te sorprende y las personas, todavía más, y suele ser para mejor siempre :)


Os dejo con algunas fotos de nuestro primer día en Pekín, aquí me veis con un look súper cómodo y yo mimetizado con el ambiente: tonos negros y rojos para ir acorde con el entorno...

¡Espero que os gusten!


lunes, 18 de noviembre de 2019

LA GRAN MURALLA CHINA


Hay lugares que te impresionan y que te dejan sin palabras. La Gran Muralla China, una de las mayores obras de ingeniería del mundo... ¡no iba a ser menos! Fue una de las cosas que más me impresionó de nuestro viaje a China que os he ido contando a través de mi Instagram.

Para mí era como un sueño, y es que esta maravilla del mundo no te deja indiferente y te atrapa. Te hace imaginarte tu propia película y fantasear en cómo se construyó... La Gran Muralla China, esta fortificación que recorre casi 8.000 kilómetros y fue construida hace 2.500 años, tenía como objetivo el evitar la invasión de  los ataques de Mongolia, siendo la dinastía Ming quien la mandó construir esta construcción imperial, que tardaron en construir más de 200 años. No me quiero imaginar la esclavitud y el trabajo forzoso al que se vieron sometidas las personas que trabajaban en ella...


Cuando estás allí no puedes dejar de mirar a un lado y a otro, porque mires donde mires, hay tramos de la muralla y resulta increíble. Nos impactó la zona que visitamos y nos fascinó a partes iguales, llegamos hasta arriba para contemplar las increíbles vistas y aunque el día no había salido soleado (estaba nublado y el sol asomó en alguna ocasión), casi que mejor, ya que no sabéis lo que agota subir todas las escaleras para llegar a lo más alto... ¡a mi amiga Susana le duraron las agujetas varios días!

Las vistas son espectaculares, así como el paisaje. Tuvimos mucha suerte porque no estaba masificada y estuvimos muy tranquilas, la mayoría de los tramos solas, lo que nos permitió disfrutar e imaginar nuestra "propia película". No me quiero imaginar cómo ha de ser en verano, debe de estar muy masificado, pero la verdad es que tuvimos muchísima suerte.

Aquí os dejo algunas de las fotos que hicimos. Me da pena porque no se aprecia la maravilla del lugar, pero hay que vivirlo, es increíble la experiencia. Esto junto con la visita del Museo de Figuras de Terracota de Xi'an, fueron de las experiencias que más disfruté en nuestra ventura China. 

¡Espero que las imágenes os transporten a la maravilla del lugar, espero que sí!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


THANKS FOR READING

©2014. A trendy life. All rights reserved.