viernes, 3 de abril de 2020

PARIS FASHION WEEK STREET STYLE


El febrero pasado tuvo lugar la semana de la moda de París, no podíamos imaginar que un mes más tarde estaríamos confinados en nuestros hogares. La vida es así, imprevisible, pero lo que sí sabemos, es que pasarán los días y volveremos a salir y, luciremos con más ganas que nunca esos vaqueros que nos aguardan en el armario, o saldremos a hacernos con esas zapatillas que tanto nos gustaban y no nos habíamos decidido a comprarlas.

Mientras tanto vamos a echar la vista a esos días de la Paris Fashion Week, en los que las calles y las pasarelas se llenaban de prendas y outfits, algunos imposibles y otros no tanto, para que tomando una idea de aquí y otra de allá y compongamos esos looks con los que volveremos a pisar con alegría las calles.

Inspiración street style Paris Fashion Week:


Espero que os haya gustado la inspiración street style de la pasada Paris Fashion Week, ¿cuál es vuestro look favorito?

¡Buscad hoy un nuevo motivo para ser felices!

Imágenes: Pinterest, Vogue France


miércoles, 1 de abril de 2020

BOTINES COWBOY - NUDE OUTFIT


Miro estas fotos con cierta nostalgia, pero al mismo tiempo, con esperanza y optimismo. Hoy comienza nuevo mes, abril, y eso hace que quede menos para salir de esta película en la que cada uno con su historia particular, forma parte del reparto. Un reparto en el que hay héroes anónimos, héroes reconocidos, súper héroes y sobre todo, muchos campeones que están sacando lo mejor de sí mismos en esta situación.



No sé cómo estás, cómo te sientes, pero puedo imaginármelo. Por vuestros comentarios y respuestas en Instagram veo que las preocupaciones de todos van en una misma línea: la salud de los nuestros, la crisis que nos espera, los ánimos y sobre todo, el estado anímico. La situación es grave así que espero que te estés quedando en casa, por ti y por todos.

Mientras tanto, vamos a soñar un poco: con que esto pasará antes de lo que imaginamos, que nos ayudaremos más y seremos más empáticos y que además, muchas personas se curarán y podrán seguir con su vida normal.


Abril nos da la oportunidad de abrir un nuevo capítulo en este 2020, así que, vamos a hacer que cuente. Otro día os contaré cómo voy a hacer que este mes, aunque sea duro, sea inolvidable en muchos sentidos. No quiero que pase como un "mes más" y ya. El año pasado, abril ya me marcó y este año parece que vuelve a hacerlo. Quizá es que el año pasado todavía no aprendí la lección, por eso, este tiempo me está enseñando muchísimas cosas otra vez, recordando vivencias del año pasado y sintiéndome afortunada de nuevo porque tengo un hogar, no falta la comida, hay calefacción que estos días está haciendo mucho frío y además, estoy más que bien acompañada.


No hace falta que estés todo el día haciendo miles de actividades y planes: deja que todo fluya, ten tiempo para aburrirte, para leer, para hacer cosas que antes no hacías... ¡ten tiempo para ti, para respetarte, para escucharte! Incluso aunque tengas niños y familia revoloteando alrededor: reserva tu espacio. Si tú estás bien, tu alrededor también lo estará, así que... ¡no te olvides de ti en estos momentos!

Después de este pequeño desahogo, os enseño un look en tonos nude con botines cowboy que me encantan. Estas fotos fueron poco antes de este confinamiento... ¡qué feliz estaba por muchas razones! Hoy sigo estando feliz, aunque haya algún día un poquito más gris.

Mucho ánimo amigos, un día más, un día menos.


¡Os mando un beso enorme! ¡Mucho ánimo estos días!

lunes, 30 de marzo de 2020

PIAZZA DEL DUOMO - WHITE TOTAL LOOK


Ya que no podemos salir de casa y no podemos coger el primer vuelo que nos apeteciera, ni siquiera el coche para ir a ver a nuestra madre aunque la tengamos a 10 kilómetros, por aquí vamos a seguir viajando durante estos meses.


La parte buena de ser un adicto a los viajes y que la fotografía sea una de tus pasiones, además de ser lo que hoy en día se denomina Influencer de moda, viajes y lifestyle, es que solemos hacer muchas fotos aprovechando nuestras escapadas, así que materia para estos meses... ¡no va a faltar!


Veo estas fotos y me dan mucha envidia. Era el fin de semana de mi cumpleaños y decidimos pasarlo en Florencia, esa ciudad maravillosa a la que no había regresado desde mi viaje de estudios a los 17 años... ¡anda que no ha llovido! Creo que entonces lo veía todo diferente y aunque me impresionó muchísimo, ha sido esta vez cuando he podido apreciar más en profundidad esos pequeños detalles.

Fueron cuatro días en los que disfrutamos muchísimo, además, Florencia es la ciudad perfecta para una escapada de fin de semana, ya que es pequeñita, acogedora y se puede visitar caminando sin coger ningún tipo de transporte. Puedes disfrutarla paseando, tomando un café en cualquiera de sus terrazas y bares súper acogedoras, visitando sus increíbles museos, sus obras de arte y sobre todo, de parada obligatoria, la Catedral de Santa María del Fiore, la Piazza del Duomo.

Es así donde tomamos estas instantáneas y como veis, no había nadie. Para ello madrugamos y aprovechamos para hacer estas preciosas fotos o esta que os enseñe en mi cuenta de Instagram 


El look que elegí además me encanta. Aprovechando que los tonos claros han sido la máxima tendencia el pasado invierno, aquí me veis con un white total look: jersey de cuello alto, pantalones de tiro alto, abrigo blanco al que le he sacado muchísimo partido, sombrero en los mismos tonos y sobre todo: zapatillas, para mí son el calzado básico para conocer cualquier ciudad o destino sin cansarte...

¿Qué te parece? Aquí te lo dejo al detalle: espero que te haya gustado y que con las fotos, disfrutes de la paz que había en ese momento allí... ¡espero volver pronto cuando todo esto pase!


¡Gracias por estar ahí!

jueves, 26 de marzo de 2020

GALLETAS DE CHOCOLATE - RECETA CASERA


Hoy estoy especialmente feliz, mucho. En estos días de confinamiento por la crisis del COVID-19, nuestras emociones son una montaña rusa constante, sin embargo, estar con un buen ánimo y mantenerse alegre, es sin duda clave para no decaer y dejarse llevar por emociones tóxicas.

Personalmente, llevaba tiempo queriendo introducir recetas de cocina en el blog, pero como siempre, la falta de tiempo y el día a día frenético, hacían que esto no ocurriera, o que cuando pasaba, no hubiera ganas de darle forma y publicarlo por aquí... 


Hasta el otro día. Me desperté con antojo de dulce (¡qué raro!), pero las existencias de dulces, galletas y chocolate se nos habían agotado, y hasta el martes Yago no iba a ir a hacer otra compra grande para estar al máximo tiempo posible encerrados en casa sin salir, ya que somos muy obedientes y el #yomequedoencasa lo llevamos tatuado en la frente... ¡Así que me voy a estrenar con las recetas de postre!


Así que como no hay mal que por bien no venga, me desperté cocinillas. Sí, yo, increíble lo sé, porque en casa suele cocinar siempre Yago y yo me dedico más a recoger y a organizar. Como él dice, no cocino más porque no quiero, y en cuanto le pongo ganas, el resultado es positivo, así que yo me voy animando poco a poco para meterme más con las manos en la masa y encender más el horno aunque sea para hacer postres que no nos duran ni un día... ¡somos así, nos encanta comer y yo soy una adicta al dulce!

Bueno, yendo al grano, aquí tenéis la receta casera de galletas de chocolate que tanto me habéis pedido vía instagram en cuanto las publiqué en mis stories (en la carpeta 40tena me veréis con las manos en la masa)
Son muy fáciles de hacer, os lo dice una que no es muy cocinillas, así que... ¡os animo a todos a que este fin de semana os animéis con esta receta de cocina tan apetitosa! 


¿QUÉ NECESITAMOS? 

Casi todos los ingredientes a utilizar son sencillos y los tendrás fácilmente en tu despensa. Yo improvisé con lo que teníamos y este fue el resultado. El tipo de harina la podéis sustituir por la que tengáis así como el azúcar, yo utilicé azúcar blanco ya que no tenía panela, stevia o similares, pero lo podéis endulzar con el ingrediente que prefiráis. Siempre hemos endulzado con blanco pero para los próximos cambiaremos.

Ingredientes para galletas de chocolate caseras
- 250 g. de harina de espelta
- 150 g. de azúcar
- 85 g. de mantequilla
- 1 huevo
- 1 sobre de levadura en polvo para repostería
- 100 g. de chocolate 85% cacao (3/4 de una tableta de chocolate)


¿CÓMO HACER GALLETAS DE CHOCOLATE CASERAS?




Preparación
Te voy a contar punto por punto el proceso que hice.

1. Pon la mantequilla en un bol y derrítelo en el microondas unos segundos, en unos 40 segundos verás que ya está derretida.

2. Seguidamente mezcla la mantequilla con el azúcar en el bol y bate hasta conseguir una crema uniforme y sin grumos.

3. Añade el huevo y sigue batiendo hasta que estén bien integrados todos los ingredientes.

4. Mezcla la harina con la levadura en otro bol y añade la mezcla que acabas de hacer de mantequilla, azúcar y huevo.

5. Trocea el chocolate negro en pequeños dados irregulares, yo cogí un mortero porque es más fácil que los trocitos no queden tan toscos y se fundan mejor en las galletas, pero puedes hacerlo con un cuchillo sino tienes mortero o incluso un rallador.

6. Añade el chocolate troceado al bol en el que has mezclado el resto de ingredientes y con la ayuda de una cuchara, mézclalos hasta que hayas conseguido una especie de masa para seguidamente con las manos, compactar los ingredientes e ir formando bolas que darán forma a las galletas.

7. Vamos cogiendo pequeñas porciones y hacemos una bola con las manos, vamos aplastándolas y las vamos colocando en una bandeja para meter en el horno.
En este proceso es muy importante tener las manos constantemente en harina para que así la masa no se peque en la bandeja y sea más fácil darle forma. Las tres primeras se me pegaron sin la harina, pero en cuanto impregné mis manos en ella, no hubo ningún problema.


8. Colocamos todas las galletas en la bandeja para meter en el horno que habremos precalentado a 180º con calor arriba y abajo, con opción de ventilador y durante 15 minutos. Yo hice dos bandejas y a los 7,5 minutos, cambié la bandeja de arriba por la de abajo.

Pequeño truco: si quieres que queden más esponjosas, déjalas 15 minutos, no más, si por el contrario te gustan más "crunchy", déjalas 18-20 minutos o haz como yo: las vas probando mientras para decidir, jejejeje



9. Posteriormente deja que se enfríen un poquito... ¡y a disfrutarlas! Si ya eres súper goloso les puedes echar azúcar glass por encima, aunque la verdad es que ya están muy ricas así.



Si no sois muy de chocolate podéis utilizar frutos secos: nueces, avellanas, almendras... 
¡súper ricas también! pero es que a mí el chocolate me pierde...


¡Y hasta aquí la receta, que como habéis visto es súper fácil y sencilla de hacer! La cocina no se mancha apenas y se recoge todo en un momento, que eso también es muy importante.

Yo feliz de haber aprovechado haberme animado a ello, a la vista está en las fotos lo feliz que estoy, ¿verdad? ¡Ay si me viera mi madre! Luego la llamé por teléfono para contárselo, porque lo cierto es que quedaron muy muy ricas y no nos duraron nada... ¡habrá que repetir este fin de semana!

 Espero que os animéis y me enviéis a través de Instagram 
vuestras galletas virtuales, ¡las espero!


Espero que os haya gustado este tipo de post y si queréis más, no dudéis en decirme... 
¡será un placer! Quizá esta época sirva para mostrar un contenido diferente por aquí y enseñaros cosas que antes no hacía, no hay mal que por bien no venga, ¿verdad?


¡No tenéis excusa para no hacerlas este fin de semana, 

espero que me enviéis alguna virtual!

miércoles, 25 de marzo de 2020

COVID-19: DIARIO DE UNA CUARENTENA


¿Recuerdas cuando eras libre para salir y para entrar? Para decidir a dónde ir, tuvieras un objetivo marcado o sin rumbo... La vida nos ha dado una bofetada de realidad ante la situación que estamos viviendo y parece que estamos dentro de una película, ¿verdad?



Sí, así son las cosas. De pronto, nuestra libertad se ha visto reducida, nosotros, que deambulábamos libremente y hacíamos literalmente, lo que queríamos. No éramos conscientes de la situación, de la grave situación, hasta que nos dimos de bruces con la realidad. Una realidad que no queríamos ver, que no queríamos tener delante y por eso la apartábamos con la mano. Pero ya era tarde, el temido Coronavirus estaba delante de nosotros, delante de nuestro hogares, de nuestros trabajos, de nuestros sentimientos y de nuestra manera de sentir y de vivir la vida.

Poco margen de reacción y un montón de dudas hasta que comprendimos la situación, la rapidez de contagio y esa curva que todos deseamos que baje para que la salud se vuelva a instaurar y poder volver a nuestra bendita normalidad...


Y de pronto nos dimos cuenta de que éramos personas de éxito: porque teníamos libertad, reuniones familiares, quedadas con amigos, viajes esporádicos y un trabajo. Lo teníamos todo. Nosotros decidíamos cuando salir y cuando entrar, los fines de semana caseros no era una obligación, sino un lujo que disfrutar, y ahora que los tenemos, tenemos que sacarles el máximo juego posible... 


Nos esperan largas semanas encerrados, haciendo frente a este bicho que ha puesto patas arriba nuestra vida y la ha desmontado por completo... pero tranquilos, todo volverá a la normalidad y volveremos a ser los que éramos, no seremos los mismos, sino que SEREMOS MEJORES.

Más solidarios, más empáticos, más generosos... Sé que también tendremos más miedo e iremos con más cautela, de eso no te quepa duda, nos volveremos más temerosos pero valoraremos todo mucho mucho más... ¡seguro!


Echamos de menos abrazos, besos, los consejos repetitivos de nuestra madre y sus sabias palabras, las rutinas, esos paseos sin rumbo, el cine, el tomarte un café en cualquier lugar y a cualquier hora... A los abuelos quienes los tengáis, a la familia que está lejos, el poder salir a comprarte tu postre favorito, las escapadas de fin de semana...

Pero tienes que hacerlo por ti. Por mí. Por tu familia. Por tus amigos, por tus vecinos, por todo.
Así que sé responsable y... #quédateencasa


lunes, 23 de marzo de 2020

ESPACIO DE TRABAJO PARA EL CONFINAMIENTO


No es la primera vez que hago un post con decoración de espacios de trabajo, en mi caso al trabajar gran parte de mi tiempo desde casa siempre ha sido un aspecto a cuidar. 

Pero sois muchas y muchos, los que estos días estáis teletrabajando y, si no lo teníais ya, habéis tenido que adaptar algún espacio de vuestra vivienda para trabajar cómodos desde casa en  este confinamiento tan necesario que nos está tocando vivir.

Es por eso que os dejo algunas recomendaciones para que vuestro espacio de trabajo en el confinamiento sea lo más agradable posible:


  1. Muy importante buscar una zona de la vivienda con cierto grado de aislamiento, luz natural y ventilación. Ayuda bastante tener cerca una ventana a través de la cual relajar nuestra vista.
  2. Mantener una buena higiene postural, cuidando que la silla que elijamos recoja bien nuestra espalda. En lo que refiere a la mesa si se puede, evitar las mesas de comedor, ya que no tienen la misma altura que las mesas de escritorio. Esto nos hará estar con una postura más forzada y, al cabo de los días la espalda lo sufre.
  3. Guardar un orden que nos ayude a mantener nuestra mente concentrada en el trabajo y, no en el resto de tareas domésticas. Para ello también es adecuado separar ambientes,  no mezclando lugares de descanso con los de trabajo, como puede ser el dormitorio.
  4. Incorporar alguna planta u otra vegetación que tengáis en casa a esa zona de trabajo. Aportarán frescura y alegría.



Espero que estas imágenes os puedan inspirar para crear un espacio de trabajo para el confinamiento agradable, en el que podamos sobrellevar lo mejor posible estos días extraños que nos está tocando vivir. 

Ya sabéis que estaré encantada si me contáis si es la primera vez que teletrabajáis y cómo os estáis organizando.

¡Feliz semana!
 Imágenes: Pinterest

jueves, 19 de marzo de 2020

VUELVE EL GLOSS PARA LABIOS, LA TENDENCIA QUE TRIUNFÓ EN LOS 90



Un buen dicho, aplicado casi a todos los sectores, es que las modas siempre vuelven y es que lo vemos continuamente con el paso de los años. Esos estampados que antes se llevaban, los pantalones de cierto tipo, los zapatos como los que llevaban nuestras madres cuando eran jóvenes, la música, las decoraciones de casas y todo tipo de establecimientos, el peinado y, como no, el maquillaje, entre otras muchas cosas.  



Si nos centramos en el tema del maquillaje, este cambia cada temporada. Tonalidades nuevas, arriesgadas combinaciones, alternativas para el día y la noche, texturas variadas... todo está al alcance de cualquiera, para todos los gustos, pieles y situaciones. Y entre esas tendencias, que siempre vuelven, está, sin duda, el gloss para labios, una tendencia que triunfó en la década de los 90 y que, casi 30 años después, ha vuelto para quedarse. Y es que el gloss es uno de los imprescindibles para muchas mujeres en su rutina de maquillaje. En este post te contamos los tipos de barras de labios de efecto gloss que hay y como combinarlos.  



El gloss: la revolución para los labios 
Para la mayoría de la población femenina, el maquillaje es la base para salir a la calle con buena cara y afrontar el día de mejor humor, ya que vernos mejor nos hace sentir bien. Sin embargo, aunque dependamos de estos productos para nuestro día a día, lo cierto es que con el paso de los años la naturalidad se impone ante lo barroco o extravagante. Maquillajes naturales, poco marcados durante el día, dan paso a ojos muy difuminados y ahumados por la noche, más potentes. Lo cierto es que sin un buen labial que remarque y ponga la guinda al pastel, no hay maquillaje que valga. En el caso del gloss aún más, ya que su textura y su punto de brillo e hidratación en los labios hacen que, aunque la tonalidad no sea potente, la cara luzca con mucho mejor aspecto.  

Barras en formato clásico, lápiz de labios, barras de labios tipo lápiz, labiales líquidos, en crema, tipo rotulador... pero el que lo revolucionó todo en los 90 y ha vuelto en la actualidad es el gloss. Este tipo de barra de labios se puede encontrar en diferentes formatos, que son cómodos a la par de prácticos. El formato normal de presentación de un gloss es en una barra cilíndrica con aplicador de punta redondeada, en su mayoría, a modo de pincel muy suave y que facilita la aplicación del producto.  


La mayor característica de un buen gloss es que es ideal para mujeres atrevidas que quieren dar un toque de volumen y una luminosidad extra al rostro. Son ideales para personas con labios finos, ya que crea un efecto de voluminosidad precioso y natural. Por otra parte, el gloss requiere de ser retocado cada poco para que el efecto que se desea conseguir no se pierda, ya que este tipo de labial es fácil que se pueda ir yendo con el paso de las horas. La mayoría de las firmas, como Camaleon Cosmetics, han mejorado su fórmula para que resulten mucho más fáciles de aplicar, nada pegajosos y de larga duración. Además esta marca cuenta con 6 tonalidades diferentes para todo tipo de mujer. Desde los rojos y tonalidades intensas perfectas para ocasiones especiales o para mujeres a las que les gusta marcar bien el labio, pasando por tonos más neutros, como el nude y similares, llegando al básico brillo transparente que encaja con cualquier tipo de maquillaje y es perfecto para hidratar los labios, dar un toque sofisticado y un brillo ideal para el día a día.  



Tipos de gloss para brillar: usos 

1. Gloss metalizado: Ideal para maquillajes arriesgados, solo tendrás que asegurarte de que el color elegido es perfecto para tu tono de piel y te recomendamos que el maquillaje utilizado en ese caso, sea ligero.  

2. Gloss glitter: Con un efecto mucho más brilli brilli que el anterior y para maquillajes suaves en los que quieras destacar la boca con respecto al resto del rostro.  

3. Gloss natural: Como hablábamos anteriormente, los gloss en tonos claros, rositas o incluso transparentes son perfectos para el día a día, no defraudan, quedan bien a todo el mundo y aportan un toque de elegancia y buena cara. 

4. Gloss en tornasol: Los labios tomarán el protagonismo los mires desde donde los mires con este tipo de labiales en los que la mezcla de colores es la clave.  

El gloss es un buen aliado para adaptarlo a otras zonas del rostro y no solo como labial. Entre ellos, su aplicación en pómulos para dar color, a modo de colorete, y aportar la luminosidad que daría el iluminador. Un dos en uno. Por otra parte, el gloss se ha utilizado, en ocasiones, como sombra de ojos, aplicándolo por encima de la misma y haciendo ese efecto ojo mojado. 

En definitiva, la revolución del gloss está aquí, por lo que debes hacerte con el tuyo cuanto antes y empezar a practicar para brillar aún más.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


THANKS FOR READING

©2014. A trendy life. All rights reserved.